Envases biodegradables: la alternativa amigable

Envases biodegradables: la alternativa amigable

En la actualidad, uno de los materiales más utilizados en todo el mundo es el plástico, especialmente para la elaboración de envases desechables. Los plásticos son productos derivados del petróleo, que perduran en el medio ambiente durante cientos de años ya que no se biodegradan. Sin embargo, entran en la cadena alimentaria y afectan a la flora y fauna.

Si damos un vistazo por los océanos y los vertederos, podremos notar que la contaminación con plásticos es una situación desesperada, no solo por la afectación directa a la fauna, sino por las emisiones de gases contaminantes que generan estos desechos.

Los envases biodegradables son una alternativa más sostenible ante esta problemática, ya que se descomponen de forma natural, sin causar un impacto negativo al medio ambiente. A continuación, te contaremos porqué.

Únete al cambio

Biopolímeros en los envases biodegradables

Los envases biodegradables se elaboran con fibras vegetales como la pulpa de madera, los cuales se producen a base de biopolímeros, que son moléculas presentes en los organismos vivos como la celulosa y las proteínas.

Gracias a esto, pueden consumirse de forma segura, se degradan y se descomponen mediante procesos naturales.

Los biopolímeros se utilizan para la producción de una amplia variedad de envases biodegradables, desde recipientes y contenedores, hasta films que reemplazan a los de polietileno y que se utilizan para envolver productos perecederos y sellar contenedores.

Los productos elaborados con biopolímeros suelen tener las mismas propiedades que los fabricados con plásticos tradicionales: resistencia, transpirabilidad, ligereza, eficiencia, entre otras que han permitido utilizarlos como envases y contenedores de un solo uso.

envases ecologicos

 

Los biopolímeros usados en los envases biodegradables se producen de diferentes formas. Una de las más comunes es la extracción directa de materia vegetal. Algunas de estas plantas son maíz, arroz, papas, entre otras que se calientan para extraerles las moléculas de almidón, las cuales se procesan, se moldean por procesos térmicos y se les da la forma final del envase.

El almidón es uno de los biopolímeros más utilizados porque es un producto vegetal renovable que se produce en grandes cantidades en todo el mundo. Esta característica hace que los polímeros de almidón reemplacen exitosamente a los de poliuretano, que son costosos de producir, además de contaminar el medio ambiente. Además, los biopolímeros se sintetizan en un proceso más eficiente energéticamente, ya que se requieren menos recursos de producción.

Además de los almidones, otros plásticos biodegradables son de la familia de los polihidroxialcanoatos (PHA), que son biopoliésteres que tienen función de reserva de carbono y energía sintetizados por microorganismos. Las propiedades físicas de los PHA son similares a las de los plásticos convencionales derivados del petróleo. La diferencia es que la degradación de los plásticos convencionales produce dióxido de carbono y metano, en algunas condiciones.

 

Reducción de emisiones contaminantes

Los envases biodegradables ayudan a aliviar los problemas medioambientales que se producen a largo plazo con el uso excesivo de los plásticos. Esto gracias a ventajas como:

  • No son tóxicos ni emiten gases contaminantes como el CO2.
  • Ya que los biopolímeros se degradan rápidamente, no se acumulan en el tiempo como los poliuretanos.
  • Ayudan a reducir la dependencia de los plásticos a base de petróleos.

Todo esto significa que el uso de envases biodegradables aporta una solución al problema mundial de contaminación y cambio climático.

Envases reutilizables

Proceso de biodegradación de los plásticos

El proceso de biodegradación de los plásticos es sorprendente. Consiste en la mineralización de las estructuras orgánicas de los residuos a través de la acción de los microorganismos. Esto permite un proceso de corto plazo para asegurar una rápida degradación y descomposición del plástico en materia orgánica y minerales.

Para que sean biodegradables, los plásticos deben ser obtenidos a partir de polímeros naturales o biopolímeros para que se lleven a cabo las reacciones enzimáticas que degradarán a los plásticos.

Estos procesos de biodegradación se pueden llevar a cabo en condiciones anaeróbicas (en presencia de oxígeno) o anaerobias (sin oxígeno). Otros factores también influyen, como: pH, temperatura, humedad, características químicas del polímero y las del microorganismo que actúa como agente de biodegradación.

Forma parte de la solución con Entelequia

A pesar de ser objetos de un solo uso que contaminan al medio ambiente, los desechables de plástico son indispensables en la vida moderna. Sin embargo, las personas se han vuelto cada vez más conscientes del cuidado medioambiental, y ven en el uso de envases biodegradables una alternativa más amigable.

En Entelequia somos agentes de cambio y con nosotros encontrarás una gran variedad de soluciones en desechables biodegradables como platos compostables, vasos, popotes compostables, bolsas kraft personalizadas, agitadores, contenedores, empaques ecológicos y mucho más.

Ver Productos

Navega por nuestra tienda en línea para conocer todos los productos que tenemos para ti, adquiere lo que necesitas con unos cuantos clics, y si tienes dudas o requieres más información sobre el proceso de compra o nuestros productos, escríbenos a través del botón de WhatsApp donde con gusto te atenderemos.

Publicación anterior Siguiente post

  • Desechables Biodegradables