Rechazar, reducir, reutilizar y reciclar: las 4 R del medioambiente

Rechazar, reducir, reutilizar y reciclar: las 4 R del medioambiente

Sin duda, la crisis medioambiental es cada vez más notoria. Podemos observarlo con el aumento de temperatura, el cual es provocado por las emisiones de gases contaminantes como el monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2), compuestos orgánicos volátiles (COV), entre otras que afectan la calidad del aire que respiramos.

Las 4 R han surgido como una medida para atenuar los efectos de la contaminación ya que la mayoría de los desechos que terminan en los vertederos emiten gases contaminantes que exacerban el daño a la atmósfera. Así que, si quieres ser un agente de cambio, quédate a leer porque hoy en el blog de Entelequia te contaremos en qué consisten y cómo puedes implementarlas en tu día a día.

¿Qué son las 4R?

El concepto de “4 R” engloba a cuatro acciones que se relacionan con el consumo sostenible y el cuidado del medio ambiente para disminuir los residuos que se generan día a día. Estas “R” son:

  Únete al cambio  

Rechazar

Este concepto indica elegir productos que no vengan envueltos en plástico, envasados en botellas o en otros empaques de un solo uso. Toma unos momentos para analizar cuántos de los productos que compramos en el día a día vienen empaquetados en cajas de cartón, frascos de plástico o botellas que terminarán en la basura tan pronto como se acaben.

 Rechazar de las 4R del medio ambiente

Además de rechazar, puedes optar por alternativas ecológicas de productos que laves y vuelvas a utilizar, o que no tengas que desechar de inmediato. Por ejemplo, en vez de comprar tortillas envueltas en papel o plástico puedes optar por llevar un tortillero; usar contenedores reutilizables para comprar a granel abarrotes como azúcar, frijoles, arroz, entre otros.

Rechazar los plásticos de un solo uso tiene un impacto positivo en el medio ambiente puesto que se estima que cada año se producen 300 millones de toneladas de plástico en todo el mundo, siendo la mitad plásticos de un solo uso. ¿Te imaginas cuántos desechos se ahorrarían si más personas evitaran estos plásticos?

Reducir

El concepto de reducir va más allá de los plásticos de un solo uso y evoluciona a otros productos del día a día que compramos sin percatarnos de que pronto terminarán en la basura, o bien, de que su producción implica una gran contaminación.

 Reducir de las 4R del medio ambiente

Por ejemplo, aquí podemos pensar en el llamado fast fashion, que es ropa barata, de moda, pero de baja calidad y que pasa de tu closet al vertedero en muy poco tiempo. Optar por productos de marcas sustentables, que sean atemporales y duren mucho tiempo es una excelente forma de reducir.

Otro ejemplo lo encontramos en los productos que consumimos a diario: unas galletas por la mañana, una botella de agua o refresco por la tarde, una bolsa de papas fritas… estos no solo añaden centímetros a nuestra cintura y riesgos cardiovasculares, sino que generan un gran volumen de residuos de esos enemigos tan nocivos que son los plásticos de un solo uso.

Fabricar tu propia ropa, cocinar en casa, elegir marcas sustentables, llevar tu propia botella de agua, incluso comprar cosas de segunda mano y reparar artículos viejos que todavía sirven permite comprar menos productos y generar menos residuos.

Reutilizar

Una vez más parece que los plásticos de un solo uso son el enemigo, pero podrían convertirse en aliados si en vez de desecharlos de inmediato los aprovechamos para darles un segundo o tercer uso. Por ejemplo, una botella de agua puede transformarse en una maceta, un dulcero, una lapicera o una regadera para plantas.

 Reutilizar de las 4R del medio ambiente

Este mismo caso podemos aplicarlo en otros productos que tenemos guardados y pensamos tirar a la basura. Por ejemplo, unos jeans viejos, gastados o que ya no te quedan se pueden transformar en una bolsa, un delantal, en unos shorts o en paños para limpiar.

Reciclar

Esta es una de las tareas de mayor importancia para el medio ambiente. Si no es posible reutilizar los productos de un solo uso, en vez de tirarlos a la basura, es importante separarlos por tipo: plástico, metal, papel, vidrio, entre otros, de modo que únicamente los residuos no reciclables ni biodegradables acaben en la basura.

 Reciclar de las 4R del medio ambiente

Separar los desechos permite que estos productos vuelvan a utilizarse, ahorrando recursos energéticos para su fabricación. Por ejemplo, con las hojas de papel recicladas se puede fabricar papel de baño sin tener que talar nuevos árboles ni utilizar productos químicos para blanquearlo.

¡Vuélvete un agente de cambio!

En Entelequia somos agentes de cambio y, por ello, con nosotros encontrarás una gran variedad de productos biodegradables, fabricados de forma amigable con el medio ambiente para que puedas usar plásticos de materiales como fécula de maíz, paja de trigo, PLA, entre otros que se biodegradan en poco tiempo.

  Ver Productos  

Navega por nuestra página web para descubrir los empaques ecológicos para alimentos y productos biodegradables que tenemos para ti como desechables para fiestas infantiles, vasos biodegradablesplatos biodegradables, charolas desechablescontenedor compostablebolsas de papel kraft. Si necesitas más información, escríbenos a través del chat en línea o botón de WhatsApp donde nuestros asesores se encuentran listos para atenderte.

Publicación anterior Siguiente post

  • Desechables Biodegradables